Galletas de boda Mexicanas {querido México lindo}

lunes, 22 de septiembre de 2014




Una vez, hace muchos años, aterricé en un país, que sin esperarlo, sin siquiera soñarlo, estaba dispuesto a tomar mi corazón por asalto.
Sin piedad ninguna, me mostró sus bellos y rabiosos colores, exagerados y brillantes. Me regaló olores y sabores. Me mostró que no existe solo un tipo de chile y que son de distintos colores . Inundó mis oídos de músicas desconocidas. Hizo que mi cuerpo se moviese al ritmo de las marimbas, que suenan en la noche del zócalo de Veracruz. Me mostró la belleza de sus gentes ....... hizo soplar el viento del Caribe sobre mi y no volví a ser la misma ... desde entonces, un trozo, una parte de mi corazón, de mi cuerpo, pertenece a México.

Hace ya varios años que una querida amiga, una linda Mexicana, una maravillosa bloguera. Nos invita a celebrar las fiestas patrias de su país.... siendo una enamorada de él no puedo dejar de cocinarle algo y así demostrarle mi amor... no creéis? ;)

Si hace dos años fue un "pozole rojo de Jalisco" y hace uno, unas "nieves de coco", este año, por justa alternancia, debería haber hecho un plato salado... pero como yo no me rijo jamás por la lógica, soy una rebelde y hago lo que me da la gana ;) he repetido dulce ... Unas deliciosas galletas (pastas) de boda mexicanas, que desde que supe de su existencia, hace muchos años, siempre he deseado hacer.

Y ahora vosotros, no vais a celebrar las fiestas patrias de México con Mi amiga Pily??? :)

Fuente "Biscuits, sablés & cookies" de Martha Stewart



Ingredientes:

- 150 gr + 50 gr de almendras peladas.
- 280 gr de harina + dos cucharadas extra.
- 1 pizca de sal.
- 1 cucharadita de canela molida.
- 230 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 120 gr de azúcar glas + 150 para rebozar las galletas.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 1/2 cucharadita de extracto de almendra.
- 1 clara de huevo batida.






Preparación:

- Precalentar el horno a 180º. Disponer 150 gr de almendras, reservando el resto a parte, en una sola capa, sobre una placa de horno forrada con papel vegetal y hornear durante unos diez minutos o hasta que estas empiecen a tostarse y sintáis un delicioso olor en vuestra cocina. Dejar enfriar completamente en un plato.

- Introducir las almendras tostadas, harina, sal y canela en el vaso de un robot y triturar el conjunto finamente.

- Batir la mantequilla junto con los 120 gr de azúcar glas hasta que la mezcla blanquee y esté espumosa.  Incorporar los extractos de vainilla y almendra, mezclar.

- Añadir poco a poco, a la mantequilla batida, la mezcla de harinas con ayuda de una espátula hasta que la masa sea homogénea y se pueda formar una bola con ella. Si veis que resulta muy pegajosa, incorporad poco a poco las dos cucharadas de harina extra. Yo lo tuve que hacer.

- Dejar reposar la masa envuelta en papel film en el frigorífico, mientras, forramos una bandeja de horno con papel vegetal.

- Cortar pequeños trozos de masa de unos 30 gramos cada uno y darles forma de bolita. Disponer sobre la placa de horno preparada dejando un espacio de unos cuatro centímetros entre ellas.

- Introducir las almendras que teníamos reservadas dentro de la clara de huevo batida y remover para que queden bien cubiertas de esta. Decorar cada bolita con una o dos almendras presionando ligeramente al ponerla.

- Hornear durante unos 15 minutos o hasta que veáis que la base se dora y la superficie comienza a agrietarse.

- Retirar del horno y aún calientes, espolvorear parte del azúcar glas que teníamos reservado. Dejar que enfríen durante unos 15 minutos y volver a espolvorear el resto de azúcar glas.

- Se conservan perfectamente durante una semana, dentro de una caja de metal.... aunque puede que no os haga falta ;)


Feliz lunes amig@s!!!